estilo de vida

Señales que indican que padeces wanderlust
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Señales que indican que padeces wanderlust
Comparte esta nota

Señales que indican que padeces wanderlust

WELLNESS

El síndrome wanderlust es un término que hace referencia a la obsesión que sienten algunas personas por viajar, necesidad de conocer nuevos rincones y descubrir otras culturas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Este síndrome afecta a hombres y mujeres por igual, normalmente entre los 20 y 40 años. Poseen un impulso irresistible de salir, aman escaparse a cualquier parte del mundo y siempre están buscando nuevos destinos. Algunas encuestas y estudios han demostrado que es la prioridad e interés para esta generación. Para lograr su propósito, Internet es su mejor aliado, ya que la red se transforma en su mejor agente de viajes. Reservas, compras, billetes e información; todo se resuelve a través de las nuevas tecnologías.




Estos viajeros empedernidos pasan la mayor parte de su tiempo leyendo guías de viaje, navegando por Internet en busca de vuelos, hoteles, albergues, etc., disfrutan con el visionado de documentales sobre lugares exóticos y gastan una buena parte de sus ingresos en viajar. El destino pasa a un lugar secundario en el planteamiento del viaje, una mera excusa para disfrutar del placer de viajar, es entonces cuando la experiencia wanderlust adquiere todo su significado y se transforma en una forma de vida.

6 Señales que indican que lo padeces

  1. Te da igual el equipaje. No, no eres de esas personas que repasa la maleta una y otra vez. No necesitas demasiada ropa y accesorios para pasar un viaje increíble, el simple hecho de viajar te apasiona. Todo lo que necesitas es tu equipaje, pasaporte y tu espíritu de aventura, es decir, lo esencial.


  1. El tiempo no es un problema. Simplemente quieres viajar, ya sea durante un fin de semana o pasar seis meses fuera de casa. No estás atrapado en un viaje perfecto, de una duración exacta, lo que te mueve es tu pasión por conocer lugares nuevos, deambular y aprovechar cada momento al máximo.


  1. Estiras el dinero. No queremos decir que seas una persona ahorrativa, pero si se trata de viajar, cuidas al máximo tus finanzas para poder maximizar el tiempo, la comida, las visitas…de hecho, prefieres gastar el dinero en nuevas experiencias que en comprar souvenirs o cosas materiales que no te van a dar nada que ya no tengas.
  2. Curiosidad máxima. Ya sea en casa o en el extranjero, la curiosidad va de la mano con el gen wanderlust. La misma rutina nunca es suficiente para saciar la sed de aventuras. Nuevas comidas, nuevos lugares, nuevos recuerdos y gente nueva a menudo están siempre en el horizonte para tu alma inquieta.


  1. No haces planes. Te gusta perderte en el momento presente y siempre estás listo para descubrir algo nuevo y extraordinario. Por supuesto, haces un pequeño trabajo de investigación y preparación sobre el lugar, pero cuando se trata de planificar, no siempre estás de acuerdo. A veces las mejores aventuras son las que llegan por sorpresa.
  2. El lenguaje no es una barrera. Las personas que padecen el síndrome wanderlust parecen estar absolutamente fascinados con abrazar el mundo exterior que los rodea. Probablemente, seas el tipo de persona que celebra las diferencias entre culturas y no puedas esperar para intentar sumergirte en un entorno aunque no conozcas el idioma. Esto para ti es un desafío, no una obstrucción.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...