estilo de vida

Personas que se niegan a usar cubrebocas podrían tener un desorden mental
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Personas que se niegan a usar cubrebocas podrían tener un desorden mental
Comparte esta nota

Personas que se niegan a usar cubrebocas podrían tener un desorden mental

Estilo de vida

Y así como están las cosas, muchos mexicanos parecen tener este grave problema

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Usar cubrebocas es una de las cosas más fáciles que las personas pueden hacer para prevenir la propagación del covid-19 y, sin embargo, es algo que muchísimos mexicanos se rehúsan a hacer. ¿Acaso es difícil o caro? No, en realidad la respuesta puede ser más simple que eso: un posible desorden mental.

En México se recomienda (más no se exige) el uso de mascarillas en áreas públicas. Y a pesar de eso, a mediados de año, salió la noticia de que había colonias en la Ciudad de México, donde sólo el 9% de la población usaba cubrebocas. Debido a esto, muchas personas han recurrido a la violencia para mostrar su desaprobación sobre estas libertades y aún así la gente prefiere arriesgarse.

Un estudio reciente realizado en Brasil puede ayudarnos a saber exactamente por qué algunas personas se resisten tanto a usar cubrebocas. Y no necesariamente es ignorancia o terquedad.

Investigadores de la Universidad Estatal de Londrina encontraron que las personas que informaron "rasgos antisociales", como bajos niveles de empatía y altos niveles de insensibilidad y asunción de riesgos, tenían menos probabilidades de cumplir con las medidas de prevención de covid-19, como usar un mascarilla y distanciamiento social.

En este caso, "antisocial" se refiere a los rasgos que suelen estar presentes en las personas diagnosticadas con trastorno de personalidad antisocial, que se define como "una disposición crónica y generalizada de ignorar y violar los derechos de los demás", según la Asociación Estadounidense de Psicología. Se caracteriza por comportamientos comunes como violar repetidamente la ley y explotar a los demás, y rasgos como el engaño, la impulsividad, la agresividad, el descuido imprudente por la seguridad de uno mismo y de los demás e irresponsabilidad. Las personas con la condición de salud mental a menudo carecen de culpa, remordimiento y empatía.

El trastorno también se conoce como "personalidad disocial, personalidad psicopática y personalidad sociopática". El trastorno de personalidad antisocial ocurre en aproximadamente el 1% de la población y es más común en hombres.


Los autores del estudio también sospechan que las personas que tienen bajos niveles de empatía y tendencias antisociales pueden tener menos preocupaciones sobre exponerse a sí mismas y a los demás a riesgos. Por estas razones, pueden actuar por su propio interés y participar en comportamientos que ponen a otros en riesgo de contraer el virus.

Otro pequeño estudio polaco encontró que las personas que demuestran la "Tríada Oscura" (un conjunto de tres rasgos de personalidad socialmente aversivos: narcisismo, maquiavelismo y psicopatía) tenían menos probabilidades de seguir medidas preventivas o cumplir con restricciones. Curiosamente, las personas que exhibían la "tríada oscura" también creían que eran altamente susceptibles al virus, pero carecían de "autoeficacia" para hacer algo al respecto.

Y un estudio separado sobre adultos de Estados Unidos encontró que aquellos que muestran altos niveles de rasgos antisociales eran más propensos a respaldar comportamientos que expondrían conscientemente a otros a numerosos riesgos.

Por otro lado, las personas que son empáticas creen que es su responsabilidad social aislarse, practicar la higiene de lavarse las manos y usar una mascarilla.

Y tú, ¿usas cubrebocas?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...