estilo de vida

¿Qué es la homeopatía y para qué sirve?
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: ¿Qué es la homeopatía y para qué sirve?
Comparte esta nota

¿Qué es la homeopatía y para qué sirve?

Wellness

Es una opción más sencilla y saludable para muchas personas, pero ¿qué tan eficiente es?

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La homeopatía es una práctica médica alternativa en la que se utilizan cantidades extremadamente diluidas de ciertas sustancias naturales para tratar diversas dolencias. Muchos dicen que no funciona, pero por algo no ha desaparecido, y sigue siendo increíblemente importante en nuestra sociedad.

Aunque los medicamentos homeopáticos se venden en tiendas naturistas y en abarrotes de alta gama, la homeopatía se considera en gran medida una charlatanería. Ninguna evidencia científica respalda su uso; la teoría de cómo podría funcionar la homeopatía está más allá del ámbito de la física conocida; y los gobiernos de todo el mundo niegan los seguros para cubrir el tratamiento homeopático.

¿Qué es la homeopatía?

La homeopatía es el tratamiento de una enfermedad mediante la administración de una pequeña dosis de sustancias naturales que en una persona sana producirían síntomas de la enfermedad. Es una práctica médica alternativa que utiliza nano dosis de un ingrediente activo para ayudar a tratar una enfermedad, incluso si el ingrediente activo es el que contribuye a la enfermedad en primer lugar. Trabaja sobre el concepto de "lo similar cura lo similar".

Los ingredientes activos utilizados en homeopatía son de origen vegetal, animal o mineral. Los ingredientes comúnmente utilizados incluyen hierbas frescas o secas, carbón activado, vinagre, ajo, cafeína y plantas de ortiga. Los ingredientes activos de estas sustancias se extraen de formas específicas y se procesan en tabletas, pomadas, geles y gotas.

¿Cómo funciona la homeopatía?

¿Se han preguntado por qué un ingrediente para tratar enfermedades puede causar el mismo problema ? La filosofía detrás de este método de tratamiento es que ayuda a estimular el sistema inmunológico del cuerpo, lo que lo alienta a curarse a sí mismo. El cuerpo tiene su propia capacidad innata para curarse a sí mismo, y la práctica de la homeopatía desencadena esta respuesta con sus ingredientes.

Uno de los principales principios rectores de la homeopatía es que los tratamientos deben ser altamente individualizados. Depende de los síntomas específicos de la persona, el historial médico y de estilo de vida y, por último, los parámetros corporales. Por ejemplo, si dos personas están recibiendo tratamiento para la misma enfermedad, pueden recibir tratamientos totalmente diferentes de sus médicos homeopáticos debido a sus requisitos únicos y a la evaluación de cómo se espera que responda su cuerpo.

Lo que distingue a este modo de tratamiento es que la personalidad y las emociones de una persona son muy importantes. Por lo tanto, prepárate para que tu médico homeópata tenga una charla profunda contigo sobre tus niveles de estrés, rasgos personales, relaciones e historial familiar. Las personas responden de manera diferente a diferentes dosis de medicamentos homeopáticos, y algunos pueden necesitar dosis más altas de medicamentos dependiendo de cuál sea tu situación actual.

Los remedios homeopáticos como los minerales, las hierbas o los productos de origen animal se procesan hasta una determinada concentración según las necesidades de la persona. Además de obtener una comprensión completa del paciente, también se realizan pruebas de laboratorio de apoyo. Los resultados de laboratorio siempre se consideran a la luz de los síntomas, necesidades e historial del paciente. La idea es brindar un tratamiento integral al paciente.

¿Para qué sirve la homeopatía?

Se utiliza para una amplia variedad de problemas de salud, incluidas algunas enfermedades crónicas:

  • Alergias
  • Migrañas
  • Depresión
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Artritis Reumatoide
  • Síndrome del intestino irritable
  • Síndrome premenstrual

También se puede usar para problemas menores como hematomas, raspaduras, dolores de muelas, dolores de cabeza, náuseas, tos y resfriados.

No uses medicamentos homeopáticos para enfermedades potencialmente mortales, como asma, cáncer y enfermedades cardíacas, o en emergencias. Tampoco deben ser usadas en lugar de las vacunas. Algunos productos homeopáticos llamados "nosodes" se comercializan como una alternativa a las vacunas, pero no hay investigaciones que demuestren que sean efectivos.

¿En verdad funciona?

La investigación es mixta. Algunos estudios muestran que los remedios homeopáticos son útiles, mientras que otros no. Los críticos atribuyen los beneficios al efecto placebo. Es entonces cuando los síntomas mejoran porque las personas creen que el tratamiento está funcionando, no porque realmente estén haciendo algo. Esto puede hacer que el cerebro libere sustancias químicas que alivian brevemente el dolor u otros síntomas.

Los médicos están divididos porque algunas de las teorías detrás de la homeopatía no se alinean con los principios de la química y la física. Los científicos argumentan que un medicamento sin ingrediente activo no debería tener ningún efecto en el cuerpo. Pero mucha gente jura que funciona.

Riesgos de la homeopatía

La FDA supervisa los remedios homeopáticos, pero no comprueba si son seguros o eficaces. En general, la mayoría están tan diluidos que no causan efectos secundarios. Pero hay excepciones. Los medicamentos homeopáticos pueden contener una gran cantidad de un ingrediente activo, como un metal pesado, que puede ser peligroso.

Nuestra recomendación es que si estás pensando en probar estos tratamientos alternativos, consúltalo primero con tu médico. Así podrán asegurarse de que sean seguros y no interactúen con ningún otro medicamento que estés tomando.

¿Las has usado?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...