estilo de vida

3 mascarillas de miel para lucir un piel radiante
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: 3 mascarillas de miel para lucir un piel radiante
Comparte esta nota

3 mascarillas de miel para lucir un piel radiante

Wellness

Rejuvenece tu piel y ayuda a que brilla con estas increíbles recetas

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Si hay un ingrediente natural que DEBES tener en tu estante de bella es, definitivamente: miel. Puedes encontrar la savia de abeja en cualquier cosa, desde una mascarilla para el cabello, un exfoliante, incluso un humectante totalmente natural. ¿Acaso no sabes cuáles son sus tantos beneficios y para qué sirven?

Digamos que la miel es la superestrella de los superfoods; una que puedes agregar a prácticamente cualquier tratamiento. Pero comencemos con lo más simple que existe: una mascarilla facial de miel de un solo ingrediente. Fácil de hacer y los beneficios igual de dulces.

Cómo hacer una mascarilla de miel

Una mascarilla facial de miel es realmente tan simple como parece: toma un poco de miel cruda o de Manuka y listo. El uso de miel por sí solo es un tratamiento eficaz para aclarar, nutrir y revitalizar la piel. Eso es porque la miel, especialmente de la variedad Manuka, tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que calman la piel y pueden mantener a raya los brotes.

Con todos los beneficios que la miel tiene para ofrecer, no nos extraña que por sí sola sea un tratamiento perfecto. Pero todavía puedes mejorarla:

  • Aplica una capa uniforme de miel cruda sobre la piel húmeda
  • Deja actuar durante 20 minutos, luego enjuaga con agua tibia
  • Después de enjuagar, aplica con una crema o aceite para sellar la humedad

En cuanto a la frecuencia con la que debes usarla, te recomendamos sólo un par a la semana. Si bien ciertamente no hará daño untarla todos los días no es necesario para conseguir todos los beneficios. Solo 20 minutos una o dos veces a la semana es suficiente para estimular la piel.

Dicho esto, tampoco es tan necesario dejar el tratamiento durante la noche; aunque ciertamente puede hacerlo si quieres, es importante que sepas que no te brindará ningún beneficio adicional.

Mascarilla para darle brillo a tu piel

La cúrcuma y el limón son increíbles para iluminar la piel: la cúrcuma (y su ingrediente activo, la curcumina) tiene propiedades antioxidantes que pueden ayudar a proteger la piel del daño de los radicales libres, mientras que el limón tiene una buena cantidad de vitamina C, perfecta para eliminar las manchas oscuras.

Para hacer esta mascarilla, combina 1 cucharada de miel cruda, 1 cucharadita de cúrcuma molida y ½ cucharadita de jugo de limón. Unta y déjala por 10 minutos o hasta que la mascarilla comience a endurecerse, luego enjuaga con agua tibia.

Mascarilla para humectar

Agregar un aceite natural a tu mascarilla de miel no solo puede ayudar con la adherencia y aplicación de la miel, sino que los aceites naturales son emolientes que contienen altos niveles de ácidos grasos, que hidratan y suavizan la piel. ¿El resultado? Una mascarilla ligera repleta de antioxidantes saludables para la piel.

Siéntate libre de elegir cualquier aceite (coco, jojoba, argán; la lista continúa), pero te recomendamos el aceite de oliva ya que es especialmente bueno para la piel seca y también contiene muchos antioxidantes, como la vitamina E . Simplemente mezcla los dos juntos hasta que se combinen, luego déjalo actuar durante 20 minutos.

Mascarilla para exfoliar

El yogur está repleto de ácido láctico, un exfoliante químico aprobado para pieles sensibles, que elimina suavemente las células muertas de la piel con facilidad. Cuando agregas miel a la mezcla, se vuelve aún más suave e hidratante: simplemente combina 1 cucharada. de avena finamente molida, 1 cucharadita de miel cruda y 1 cucharadita de yogur lácteo o no lácteo. Remueve hasta que se forme una pasta, luego unta y deja actuar durante 15 minutos.

Mascarilla para aliviar

Si estás buscando una opción divertida y veraniega que te recuerde a un cóctel junto a la piscina, esta mascarilla refrescante es para ti. Tanto el aloe como el agua de rosas son excelentes ingredientes para calmar y equilibrar la piel, destinados a controlar cualquier inflamación que tengas (se siente especialmente agradable después del sol).

Prueba esta mezcla durante tu próxima noche de spa improvisado: tritura de 2 a 4 hojas de menta y mezcla con 2 partes de miel, 2 partes de gel de aloe y unas cuantas gotas de agua de rosas. Déjalo actuar hasta 20 minutos antes de enjuagar con agua tibia ¡y listo!

¿Has probado alguno?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...