personajes

Elizabeth Salim crea moda sustentable de lujo
  • REGÍSTRATE
25.09.2021 01:44:35
Estás leyendo: Elizabeth Salim crea moda sustentable de lujo
Comparte esta nota

Elizabeth Salim crea moda sustentable de lujo

Personajes

La diseñadora tapatía prepara la presentación de su tercera colección titulada Absenta, que incluye un top creado con biomateriales a partir de piel de mango.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sembrar una semilla de curiosidad sobre qué es la sustentabilidad cómo está impactando la tecnología en la visión de mejorar el medio ambiente y cómo se empieza a vincular en industrias creativas como la moda, es parte de la visión de Elizabeth Salim.

La diseñadora industrial tapatía es pionera en proyectos Upcycling, que buscan transformar mermas o grandes rollos de tela que no cumplieron al 100 con estándares de calidad de marcas industriales, en prendas hermosas y con un diseño provocador.

Salim es creadora del proyecto Reciclados Híbridos, el primero de moda sustentable en México, del cual parten sus dos primeras colecciones, una llamada La Sorcière compuesta en un 86 por ciento de materiales reciclados y otra nombrada Insolente, también creada con 95 por ciento de elementos reusables.

Absenta, su tercera colección, será presentada en 2021 en Guadalajara, cuenta con 11 outfits en los que resalta la prenda 001, un top creado por biomateriales a partir de piel de mango el cual fue concebido desde su ideación en tercera dimensión.

Junto a la diseñadora Karla Goretti, Salim planea que los compradores conozcan esta colección realizada en realidad virtual, a través del concepto Fashion Tech Inmersivo.


¿Cómo percibes el tema del reciclaje en México?

A diferencia de otros países, nosotros lo tenemos muy asimilado porque lo vemos desde la percepción de la resistencia, supervivencia y no como tendencia.

Es algo muy natural que tenemos un recipiente de mantequilla y lo abrimos y contiene frijoles, o usamos los vasos de cristal donde nos venden mole para tomar agua, o cuando estamos chicos reusamos los juguetes o ropa de nuestros hermanos mayores. Una prenda que no nos queda o no nos gusta la cortamos, le ponemos parches; en fin, son estas llamadas “mexicanadas” que no son más que ingeniería básica. Sabemos solucionar de manera rápida, sin desperdiciar un objeto que aún sirve.

¿De qué manera este conocimiento natural impactó en tu marca?

La marca busca el reuso de textiles de desechados, a los que le damos una segunda vida para elevar su valor. En 2014, inició la marca recolectando residuos de ateliers de diseño para crear prendas y accesorios. Me di cuenta de que las marcas no llevan un control de cómo tratar sus residuos y de allí nació el proyecto de Reciclados Híbridos. Los residuos que tenemos son telas y rollos de materiales que fueron descartadas por factores de color o detalles y que terminarían en la basura.

¿De qué trata tu tercera colección Absenta?

Nace con la idea de cómo representar la Cuarta Revolución Industrial a nivel Latinoamericano; representar esa migración digital a partir de una colección que se presentará en realidad virtual, como una experiencia museográfica y que podrá visualizarse como una pasarela y experiencia sensorial.

Si tú quieres adquirir una prenda será sobre pedido, para no generar mermas, ni saldos. Esta colección tiene el valor agregado, ya que las prendas están desarrolladas con biomateriales, compuestos de residuos industriales.

La prenda 001 está realizada con piel de mango, una piel biofabricada, nacida dentro de un laboratorio. Esta piel tiene propiedades maravillosas, es 100 por ciento biodegradable, orgánica, libre de animal y de crueldad y tiene mayor resistencia y elasticidad que la piel de uso común.


¿En qué momento de tu carrera decidiste optar por la moda sustentable?

Tengo 29 años, pero durante un tiempo fui fashion blogger y consumía mucha ropa fast fashion. Estando como pasante en Nueva York hubo un momento que fuimos a un viaje a China; al ver el tema de las maquilas y estando dentro de una, me llamó la atención ver las enormes líneas de producción y la forma inhumana en que trabajan, en jornadas laborales de 10 horas. A partir de eso dije ‘esto es crueldad y explotación’.

Tengo casi 6 años que decidí no tener más de 50 prendas en mi clóset, todas son monocromáticas en blanco o negro. Es mi manera de protesta, mi ropa no tiene spandex, porque contamina muchísimo y sigo firme en no usar prendas que están manchadas de sangre o que generan sufrimiento en su proceso de creación.

¿Cómo ves el tema de sustentabilidad en México?

Veo que en cinco o diez años habrá un crecimiento, ya que las empresas de diseño lo están viendo como ciencia.

A las marcas independientes nos está dando un rango de competencia más amplio, ya que compradores interesados están volteando a vernos, así como marcas industriales. La sustentabilidad no es una tendencia, viene para quedarse, ser asimilada y verse como un proceso de innovación.




“Es un llamado a la consciencia de entender que nuestro consumo nos lleva a niveles irreversibles de impacto ambiental, para hacernos despertar y ver si lo que consumimos es por es porque lo necesitamos o porque nos han enseñado que eso es la felicidad”.


-Elizabeth Salim-


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...