personajes

¡40 años de matrimonio! Así ha sido la historia de amor de Bill y Hillary Clinton
  • REGÍSTRATE
19.10.2021 12:28:38
Estás leyendo: ¡40 años de matrimonio! Así ha sido la historia de amor de Bill y Hillary Clinton
Comparte esta nota

¡40 años de matrimonio! Así ha sido la historia de amor de Bill y Hillary Clinton

Personajes

La pareja ha estado en el ojo público por décadas, y a pesar de todo, han permanecido juntos

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Hillary y Bill Clinton han estado en el ojo público durante décadas. Han pasado por todo tipo de escándalos y escrutinio durante este tiempo, pero aún así han logrado permanecer casados por más de 40 años.

Si su matrimonio es amor verdadero o algún tipo de truco elaborado o no, es algo que sólo ellos sabrán, pero nadie puede negar el compromiso que le tienen a su relación (independientemente de las razones). Y es que, después de cuatro décadas de matrimonio, es inevitable tener una historia de amor interesante.

Hillary y Bill Clinton: Su historia de amor

Todo empezó una primavera de 1971 en Yale: "La primera vez que la vi, estábamos en una clase sobre derechos políticos y civiles. Tenía el cabello rubio espeso, lentes grandes, no usaba maquillaje. Y exudaba esa sensación de fuerza y autocontrol que encontré magnética", dijo Bill en el 2016 durante un discurso.

Esa chica era Hillary Rodham, que estudiaba en la Facultad de Derecho de Yale junto a Bill, que entonces era solo un compañero de clase para ella. Llegaron a cruzarse en el campus universitario, pero su primer encuentro genuino tuvo lugar en la biblioteca jurídica una noche.

Cada uno estudiando en extremos opuestos de la habitación, Bill notó a Hillary y la miró por un rato antes de que ella dejara su libro y se acercara a él. "Mira, si vas a seguir mirándome voy a regresarte la mirada. Al menos deberíamos saber el nombre del otro. Soy Hillary Rodham, ¿quién eres?" preguntó ella, haciendo la primera movida. 

Poco tiempo después se encontraron durante el registro de una clase y fue ahí cuando Bill decidió invitarla a salir. "Sólo le pedí que diera un paseo hasta el museo de arte. Hemos estado caminando, hablando y riendo juntos desde entonces".


¿Un romance político?

Ambos ansiosos por ingresar al mundo de la política, la nueva pareja trabajó en una campaña presidencial el año siguiente. Aunque su elección, George McGovern, perdió su candidatura presidencial, Hillary y Bill descubrieron que trabajaban bien juntos.

Él era el "hombre clave político", mientras que Hillary era una maestra en atraer votantes nuevos y minoritarios durante su trabajo en la campaña en Texas. De hecho, Bill sintió que trabajaban juntos tan bien que esperaba que fuera permanente, y en 1973 le propuso matrimonio por primera vez en Inglaterra.

Según los informes, la propuesta de matrimonio de Bill fue tan mala, que Hillary tuvo decirle que no estaba dando buenos argumentos... y decidió rechazarlo, diciéndole al futuro presidente que "necesitaba tiempo". Y no es que no estuviera enamorada, sino que no sabía si podría enfrentar una vida bajo el ojo público.

Así que Bill le dio el tiempo que necesitaba hasta que Hillary finalmente decidió casarse con él. En ese momento, fue considerada en el mundo de la política y trabajó en el juicio político de Nixon, así que se dio cuenta que la política definitivamente era su futuro.

Cuando Bill Clinton le propuso matrimonio por TECERA vez, Hillary dijo que sí. Se casaron en su sala de Arkansas en 1975 con sólo 15 amigos y familiares antes de tener una recepción en su patio con cientos más.

"Me casé con mi mejor amiga. Todavía estaba asombrado, después de más de cuatro años de estar con ella, por lo inteligente, fuerte, amorosa y cariñosa que era", dijo Bill una vez sobre el día en que se casaron.

Aunque Hillary se quedó con su apellido de soltera, la gente los empezó a llamar 'los Clinton', un apodo que los perseguiría por casi 5 décadas de éxito político, escándalos y segundas oportunidades.



Presidente y Primera Dama

En los años posteriores a su matrimonio, Bill y Hillary continuaron persiguiendo sus sueños políticos. Fue elegido Fiscal General de Arkansas en 1976, y se convirtió en gobernador del estado solo dos años después con solo 32 años.

Mientras tanto, Hillary se convirtió en una de las 100 abogadas más influyentes de Estados Unidos en 1988 y 1991. Y en 1980, la pareja dio la bienvenida a su primera hija, Chelsea Clinton, y la familia continuó ascendiendo en las filas políticas durante los años 80 y hasta los 90.

Se encontraron con su primer escándalo a principios de los años 90, la 'controversia de Whitewater', que involucraba presuntos fraudes de los que luego fueron absueltos. Como todos sabemos, no fue su único escándalo.

Pronto, Bill se postuló para presidente de los Estados Unidos y fue elegido en 1992. Tomó su lugar en enero del año siguiente y Hillary y Chelsea se convirtieron en Primera Dama y Primera Hija respectivamente. Continuaría ganando un segundo mandato en 1996.

Pasó más de un año antes de que sugiera el primer escándalo sexual del presidente Clinton en 1994. Paula Jones, que había trabajado anteriormente con Bill en Arkansas, acusó al presidente de acoso en una conferencia de 1991. Las noticias fueron explosivas, pero los Clinton mantuvieron el silencio.

En la corte, el juez falló a favor de Bill y dijo que no había evidencia de agresión sexual. Más tarde, Bill resolvió la demanda con un pago de 850 mil dólares. Sin embargo, esta controversia allanó el camino a la mayor prueba del matrimonio de Bill y Hillary; el escándalo de Lewinsky.



Monica Lewinsky

Durante una deposición para la demanda de Jones, se le preguntó a Bill sobre una joven pasante de la Casa Blanca llamada Monica Lewinsky. Cuando se le preguntó si había tenido una relación sexual con ella, Bill dijo que NO. Y como sabemos ahora: eso fue una mentira.

La noticia del presunto engaño comenzó a filtrarse a la prensa, y en 1998 el 'escándalo Lewinsky' apareció en las portadas de todos los periódicos y tabloides. Y queriendo poner fin a las especulaciones, Bill negó oficialmente el asunto en televisión, con Hillary de pie a su lado.

"No tuve relaciones sexuales con esa mujer, la señorita Lewinsky", insistió, en lo que se convertiría en una de las citas más infames del escándalo. Aunque presentaban un frente unido, detrás de escena Hillary estaba luchando con los rumores de la traición de su esposo.

"Fue inflexible y convincente, para mí", dijo Hillary en un documental, pero poco después se enteró de la verdad.

Habiendo defendido verbalmente a su esposo ante la prensa y el público, Hillary quedó devastada cuando Bill confesó en privado que había mantenido una relación secreta con Lewinsky desde 1995 hasta 1997.

"Estaba furiosa... estaba estupefacta, estaba... fuera de mí de rabia y decepción", dijo en una entrevista con Barbara Walters de ABC en 2003. "Sabes, no podía imaginar cómo pudo haberme hecho eso a mí o a cualquier otra persona".

Hillary demandó que también le dijera a su hija, Chelsea, que era una adolescente. En agosto de 1998, Bill finalmente admitió la verdad en televisión nacional mientras se enfrentaba a un juicio político. Más tarde fue acusado y absuelto.

Pero incluso cuando la vida personal y política de Bill atravesaba una confusión inimaginable, Hillary estuvo a su lado. "Creo que lo más valiente que he hecho en mi vida, bueno, personalmente, fue tomar la decisión de permanecer en mi matrimonio", reveló en entrevista.

En cuanto a Bill, confesó en un documental: "Justificadamente, lo que hice estuvo mal. Odiaba lastimarla, pero todos damos vida a nuestro equipaje y a veces hacemos cosas que no deberíamos hacer, y fue horrible, lo que hice."


Una vida después de la Casa Blanca

El matrimonio de la pareja sobrevivió al escándalo, y después de que terminó el segundo mandato de Bill como presidente, él y Hillary se mudaron a Nueva York para comenzar de nuevo.

"No sabía si nuestro matrimonio podría - o debería - sobrevivir a una traición tan punzante, pero sabía que tenía que trabajar con mis sentimientos con cuidado, en mi propio calendario", escribió Hillary más tarde en sus memorias de 2003.

Después de mudarse de la Casa Blanca, comenzó a asumir más trabajos políticos, mientras que Bill comenzó a consultar para grupos humanitarios y de políticas públicas.

Había tenido su carrera en la política con Hillary a su lado, y ahora era el momento de que los roles se invirtieran, ya que Hillary se desempeñó como senadora de Nueva York durante 8 años.

Luego regresó a la Casa Blanca en 2009 como Secretaria de Estado del presidente Obama, y en 2016 Hillary se postuló para la presidencia con Bill a su lado. Y aunque perdió la candidatura sigue siendo una figura política abierta y ha mantenido su matrimonio con Bill. De hecho, ya son abuelos.

"Ha sido mi compañero en la vida y mi mayor campeón desde el momento en que nos conocimos", escribió sobre Bill en sus memorias de 2017.

¿Ya conocías su historia?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...