personajes

Reneé Zellweger: El antes y después de "Bridget Jones"
  • REGÍSTRATE
02.07.2022 08:44:01
Estás leyendo: Reneé Zellweger: El antes y después de "Bridget Jones"
Comparte esta nota

Reneé Zellweger: El antes y después de "Bridget Jones"

Personajes

Pasó de ser la favorita de las comedias románticas, a una ganadora del Oscar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

No hay duda de que Renée Zellweger ha asombrado a los fanáticos desde que cautivó al público en "Jerry Maguire" de 1996. Desde entonces, la icónica actriz ha hecho que los espectadores se enamoren de su innegable talento y belleza natural, pero no fue hasta "Bridget Jones" que se convirtió en la favorita de muchas mujeres.

A lo largo de los años, Renée se ha transformado por completo en lo que sea que sus roles requieran que sea. Ha cambiado su peinado y lucido un color totalmente diferente, se ha cortado por completo sus largos mechones e incluso ha subido y bajado de peso. Pero su historia va más allá de un par de películas románticas.

El antes y después de Reneé Zellweger

Renee Zellweger es una de esas celebridades que resume a la perfección el sueño americano. Nacida en Katy, Texas, Zellweger pasó su infancia en un pequeño pueblo de Estados Unidos antes de cometer el error de actuar en algunas pequeñas apariciones en producciones filmadas en Texas. En 1995, la jovencita decidió mudarse a Los Ángeles, California, para perseguir uno de sus sueños: convertirse en una gran actriz.

Aunque ciertamente no fue la primera aspirante a actriz de cabello rubio y ojos azules que se mudó a Los Ángeles con la esperanza de convertirse en una estrella de cine, Zellweger causó una gran impresión en la industria. En particular, Zellweger capturó la atención de Cameron Crowe, quien la eligió junto a Tom Cruise en "Jerry Maguire".

Cameron Crowe, el director de la película, audicionó a varias actrices conocidas para el papel, pero ni Gwyneth Paltrow ni Mira Sorvino tenían lo que Crowe estaba buscando. En una entrevista con Deadline, el director recordó haber pensado mientras interpretaba el papel: "Ni siquiera tiene que ser una estrella. Tal vez sea mejor si no lo es". La directora de casting Gail Levin recomendó a Zellweger, y el resto es historia. "Renee encajó perfectamente en esa pieza del rompecabezas", dijo Crowe.

Desde entonces, ha capturado los corazones de las audiencias de todo el mundo. Su comportamiento encantador, sus dotes de actuación serias y su habilidad surrealista para encarnar a la perfección a cualquier personaje que se le pida son lo que convierte a Zellweger en una de las actrices más reconocidas y celebradas de una generación.

Renee Zellweger ciertamente se robó nuestros corazones como Dorothy Boyd en "Jerry Maguire", pero fue su papel como la Bridget Jones titular lo que solidificó su estado de celebridad. "El diario de Bridget Jones" fue una adaptación cinematográfica muy esperada de su novela precursora, un éxito literario basado en la columna Independent de la autora, Helen Fielding que documenta sus propias desventuras cuando era una mujer soltera de 30 años.

La heroína de todas las mujeres, Bridget Jones, es británica en todos los sentidos, por lo que el casting de una americana Zellweger fue bastante impactante. Durante una búsqueda de dos años, se tuvo en cuenta a actrices con carreras considerablemente más exitosas para el papel, incluidas Helena Bonham Carter y Emily Watson, pero el encanto de Zellweger finalmente se ganó a los productores de la película.

Zellweger no solo tuvo que perfeccionar el acento británico para su debut como protagonista principal, lo que hizo para recibir críticas muy favorables, sino que la actriz tuvo que cambiar su apariencia física. Un tema recurrente en la película fie la tendencia de las personas de 30s a semtirse cohibidas por su peso.

Zellweger le dijo a la revista "Us" en 2001 que ganó más de 10 kilos para convertirse en el personaje, lo cual volvió a hacer para la secuela.

La ganadora del Oscar ha sido abierta y honesta sobre las críticas que ha soportado de los fanáticos groseros con respecto a su apariencia, revelando que el acoso y la depresión fueron las razones por las que se retiró de Hollywood y dejó de actuar en 2010.

Y no se despareció por mucho tiempo. En 2014, en los Premios Elle Women in Hollywood, Zellweger caminó por la alfombra roja y posó para las fotos luciendo, bueno, no como ella misma. Su aparición envió ondas de choque a lo largo de la esfera de noticias de entretenimiento. De repente, Zellweger fue la noticia, un marcado contraste con su larga pausa.

Respondiendo a los rumores sobre su nueva apariencia, Zellweger le dijo a People: "¡Me alegra que la gente piense que me veo diferente! Estoy viviendo una vida diferente, feliz y más satisfactoria, y estoy emocionado de que tal vez se vea". Zellweger ciertamente pareció genuina en su respuesta a las críticas que recibió su llamado "nuevo" rostro, pero la felicidad de la estrella no fue suficiente para evitar los rumores de cirugía plástica.

En respuesta a un artículo de Variety de 2016 que hablaba en profundidad sobre la posibilidad de que se hubiera sometido a una cirugía plástica, Zellweger escribió un artículo de opinión para The Huffington Post simplemente titulado "Podemos hacerlo mejor". En él señaló: "No es que sea asunto de nadie, pero no tomé la decisión de alterar mi rostro y operarme los ojos".

Afortunadamente, Renée resurgió en 2016 con "Bridget Jones 3", demostrando que pertenece a Hollywood ahora más que nunca. Desde entonces, protagonizó "Same Kind of Different as Me en 2017", "Here and Now "en 2018 y, más recientemente," Judy" en 2019, película con la que se ganó su primer Oscar.

Próximamente la veremos como presentadora en los Premios Oscar 2021, ¡y no podemos esperar!

¿Acaso no se ha vuelto más hermosa?​


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...