estilo de vida

¡No es miopía! Síntomas de que tienes ambliopía
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: ¡No es miopía! Síntomas de que tienes ambliopía
Comparte esta nota

¡No es miopía! Síntomas de que tienes ambliopía

Wellness

La ambliopía, mejor conocida como el "ojo perezoso" es muy común en niños pequeños, ¡cuidado!

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La ambliopía es una afección ocular, comúnmente conocida como "ojo perezoso", que generalmente afecta a los niños pequeños. Sin embargo, si no se trata, la ambliopía seguirá afectando a una persona hasta la edad adulta y puede causar problemas de visión o incluso pérdida total de la visión en el ojo ambliope.

Dado que los niños pequeños dependen de la vista y el desarrollo visual a medida que crecen para aprender sobre el mundo que los rodea, es esencial mantener una rutina de exámenes de la vista regular. Una vez que comienzan a asistir a la escuela, la vista y el desarrollo visual adecuado se vuelven aún más cruciales para obtener una educación adecuada.

En esta ocasión decidimos discutir los signos, señales y tratamientos de la ambliopía, pues aunque no es una afección extremadamente común, es muy importante tratarla a tiempo.

¿Qué es la ambliopía?

Nuestra vista depende de que nuestros ojos desarrollen una buena relación de trabajo con nuestro cerebro. Aunque a menudo asociamos tener un ojo perezoso con señales visuales de que un ojo está desviado o no es tan fuerte como el otro, la ambliopía a menudo pasa desapercibida en los niños porque las causas y los síntomas varían.

La ambliopía comienza en la niñez y puede comenzar durante la infancia. Cuando esta discapacidad visual está presente, el cerebro y los ojos de tu hijo no funcionan correctamente juntos. A menudo, un ojo es más débil y no puede ver o funcionar correctamente. A medida que avanza la ambliopía, el ojo más débil puede tener dificultades para comunicarse con el cerebro, o el cerebro puede comenzar a ignorar por completo al ojo ambliope.

A medida que tu hijo crece, también debería crecer su desarrollo visual. Dado que un ojo ambliópico puede no aparecer como un ojo bizco o un ojo vago, programar exámenes oculares de rutina puede ser la única forma de determinar si hay un problema neurológico o de la vista.

Síntomas de ambliopía

En muchos casos, el cerebro y el ojo más fuerte compensan el déficit tan bien que el niño no se da cuenta de que tiene un problema. Es por eso que el ojo perezoso a menudo no se detecta hasta que el niño se somete a una prueba ocular de rutina.

Los síntomas del ojo vago pueden incluir:

  • Visión borrosa
  • Visión doble
  • Mala percepción de la profundidad
  • Los ojos no parecen trabajar juntos
  • Un giro de los ojos, ya sea hacia arriba, hacia abajo, hacia afuera o hacia adentro

Es importante que un niño se someta a un examen de la vista. En la mayoría de los países, el primer examen de la vista se realiza entre los 3 y los 5 años. Es especialmente importante hacerse un chequeo ocular temprano si hay antecedentes familiares de ojos cruzados, cataratas infantiles u otras afecciones oculares. Los padres que vean que el ojo de su hijo se desvía después de las pocas semanas de edad deben informarlo inmediatamente a su médico.

Causas

Hay tres causas principales del ojo perezoso: privación, estrabismo y errores de refracción. El desarrollo de nuestra visión es más importante durante la niñez y cada una de estas causas puede conducir a un deterioro de la visión o pérdida de la visión en el ojo debilitado sin tratamiento.

Otras causas de ambliopía incluyen la edad, la genética, el nacimiento prematuro y otros problemas oculares o de la vista.

  • Privación: Cuando la ambliopía es causada por privación, la luz no puede entrar al ojo. Un párpado caído o una catarata (un cristalino del ojo nublado) pueden bloquear la entrada de luz al ojo y hacer que el cerebro ignore ese ojo.
  • Estrabismo: El estrabismo es uno de los síntomas de ambliopía más notorios, porque uno o ambos ojos pueden divagar. Aun así, la desalineación de uno o ambos ojos puede ser leve. Con los ojos bizcos o con una sola desalineación, el cerebro favorecerá el ojo más recto. El cerebro puede ignorar por completo el ojo desalineado para compensar en exceso con el ojo más fuerte.
  • Errores refractivos: Un error de refracción, como astigmatismo, hipermetropía o miopía, puede ser mucho peor en un ojo que en el otro. El cerebro favorecerá al ojo que tiene menos errores de refracción. Esto hará que el ojo más débil tenga un desarrollo visual significativamente menor.

Tratamiento

Los tratamientos para la ambliopía incluyen el uso de un parche en el ojo, anteojos, gotas de atropina, terapia de la vista y cirugía. La introducción de un parche en el ojo para cubrir el ojo más fuerte es el tratamiento más común para el ojo vago. Tener que usar el ojo más débil le da la oportunidad de fortalecer y comunicarse más con el cerebro.

Puede usar un parche en el ojo junto con otras opciones de tratamiento. Por ejemplo, la ambliopía por estrabismo a menudo requiere cirugía para corregir un ojo desalineado. Sin embargo, también verá el uso de un parche en el ojo incluso después de la cirugía para darle al ojo más débil la oportunidad de fortalecer su desarrollo visual.

Con información de Mayo Clinic y Medical News Today

¿Ya lo conocías?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...