personajes

Los royals que han sido infieles a sus parejas
  • REGÍSTRATE
21.05.2022 23:01:53
Estás leyendo: Los royals que han sido infieles a sus parejas
Comparte esta nota

Los royals que han sido infieles a sus parejas

Personajes

Te dejamos algunas de las principales razones por las que la monarquía se ha visto envuelta en escándalos ante el ojo público.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

No todo ha sido un cuento de hadas y ni la realeza británica se salva de haber estado involucrada en diversos escándalos que a lo largo de los años siempre salen a luz. No importa que tan conservadores se muestren al público, aun siguiendo un protocolo bastante riguroso en donde cualquier tipo de rumor o altercado no debería de existir, lamentablemente los affairs siempre han estado a la orden del día. Y es que la Familia Real ha tenido que pagar cierto precio simplemente por el hecho de pertenecer a un importante linaje inglés de miles de años atrás. 

Por más que traten de pasar desapercibidos y mantengan todo en secreto son y seguirán siendo fuente de entretenimiento para los británicos y también para el mundo entero. Por eso aquí te dejamos algunas de las infidelidades que han sido una piedra en el zapato para todo el Palacio de Buckingham.


Princesa Margaret y Antony Armstrong-Jones

Todo parecía indicar que la princesa había encontrado a su media naranja después de una relación fallida con Peter Townsend, un piloto de las Fuerza Aéreas con quien había un gran amor mutuo, sin embargo, la Reina y el Parlamento Británico le prohibieron a Margaret casarse con una persona divorciada. Tiempo después conoció a Antony Armstrong-Jones, un fotógrafo y diseñador gales que trabajaba para Vogue y otras revistas internacionales que además no pertenecía a la realeza, pero conocía muy bien el ambiente aristocrático, por lo que contrajeron nupcias en 1960 y Antony adoptó el título nobiliario de lord Snowdon. 

Al parecer fue muy bien recibido por la monarquía británica, incluso la reina lo llegó a considerar como un miembro más de la familia hasta sus últimos días. Pero no todo fue color rosa, la princesa y Antony empezaron a salir mucho de fiesta y empezaron a ganar fama de alcohólicos y drogadictos, sumándole a eso un mar de infidelidades por parte de ambos. En 1978 dieron fin a su relación, sin embargo, la prensa británica culpaba a la princesa por su fallido matrimonio responsabilizándola por sus repetidas infidelidades y calificándola como adultera.

Diana Spencer y el príncipe Carlos

Sin duda este es uno de los casos más mediáticos si no es que el más de toda la realeza británica que hasta la fecha sigue dando de qué hablar y cada vez sale a la luz algo nuevo sobre esta controversial pareja. Todos sabemos lo icónica e importante que fue la princesa Diana mejor conocida como Lady Di no solamente para Reino Unido sino para el mundo entero. Gracias a su carisma, su sencillez, su empatía y el uniqueness que la caracterizaba fue ganándose a la gente, excepto a la Familia Real, a quienes no les daba mucha gracia la personalidad de la princesa.


El príncipe Carlos y Diana se conocieron cuando ella tenía 16 años en casa de los Spencer ya que Carlos era muy buen amigo de su hermana mayor. Y a pesar de que Diana mencionó en una entrevista que era una adolescente poco atractiva aun así llamó la atención de Carlos. A partir de ese momento comenzaron a tener algunos encuentros, para ser exactos fueron 13 en total como novios. 

La reina Isabel II consideró a Diana como una buena opción para que contrajera matrimonio con su hijo ya que venía de una familia prestigiosa de Reino Unido, por lo que el 29 de julio de 1981 se casaron en la catedral de San Pablo en Londres y fue considerada como “la boda del siglo”, en ese entonces ella tenía 20 años y el príncipe Carlos 32.

Sin embargo, meses antes de su boda el nombre de Camila Parker Bowles ya estaba presente en la vida de ambos. Diana sabía que era una amiga cercana a su futuro esposo, incluso después del anuncio de compromiso, Camila la invitó a almorzar para que le mostrara su anillo. De cierta manera Diana sospechaba algo, pero no le dio importancia.

​Al poco tiempo, justo un mes antes de su boda su intuición la hizo darse cuenta que Camila era la amante de Carlos, Diana descubrió que para “despedirse” ambos se reunieron y que además el príncipe le mandó a hacer una pulsera especial a Parker. Lamentablemente, el mundo de Lady Di se vino encima ya que ella estaba profundamente enamorada de un hombre que le era infiel, incluso ya no quería casarse, pero la boda iba en marcha por lo que ya no había vuelta atrás.

A partir de ese momento, Spencer vivió los peores años de su vida, comenzaron los problemas de bulimia y ansiedad, llegó un momento en el que considero cortarse las muñecas. Incluso dijo en una entrevista que en su luna de miel nunca estuvieron juntos y casi nunca tuvieron relaciones sexuales. En ese mismo viaje, Diana abrió la agenda del príncipe y encontró fotos de Camila, la infidelidad llegó a hacer muy evidente y a Carlos le valía, ya que realmente no estaba enamorado.

Lamentablemente la Familia Real nunca la tomaba en cuenta, de hecho, decían que todos los problemas que Diana tenía era la causa de que su matrimonio no funcionara. Afortunadamente al poco tiempo, Spencer quedó embarazada y creyó que su matrimonio iba a mejorar con la llegada de sus hijos William y Harry, pero no fue así. El príncipe seguía siéndole infiel con Camila por lo que un día ella decidió encararla y le dijo: “se lo que pasa entre tú y Carlos”, a lo que Camila le contestó: “tienes a todos los hombres del mundo muertos por ti. Y dos hijos divinos ¿qué más quieres? Y la respuesta de la princesa la dejó sin aliento “a mi marido”, afirmó.

 Al estar en un matrimonio donde era completamente infeliz, ambos tomaron la decisión de divorciarse y en 1992 el primer ministro John Major anunció la separación oficial de los principales de gales. “Éramos tres en nuestro matrimonio… y eso es una multitud”, dijo Diana a la prensa.


Kate Middleton y el príncipe William

Tal parece que la pareja siempre ha mostrado ante el ojo del público que llevan un matrimonio bastante sólido y muy cercano a lo perfecto, pero quizá no sea así. Hace dos años surgieron los rumores de que el heredero a la corona tuvo un desliz con Rose Hanbury, la mejor amiga de su esposa Kate, con quien tenía una relación bastante cercana ya que ambas eran vecinas en la ciudad de Norfolk donde el príncipe y Middleton tienen una casa de campo que fue regalo de bodas de la reina Isabel II. 

Los rumores comenzaron cuando la duquesa de Cambridge estaba embarazada de Louis en 2018 y justamente durante ese tiempo salieron a la luz unas fotos en diferentes medios donde William mostraba una actitud bastante cariñosa y llevaba de la cintura a Rose, la entonces mejor amiga de Kate en un club nocturno. De inmediato se armó un escándalo en el Palacio de Buckingham y a partir de ese momento la relación entre la duquesa y Rose se distanció, claro que Kate se encargó de que su ex mejor amiga no apareciera en ningún acto público que tuviera que ver con los royals. Hasta este momento ha sido el único escándalo incómodo que se ha presentado en la vida de los duques de Cambridge.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...